La Marca

la empresa

La historia de la firma arranca con una pasión, la de su creador Luis Negri, por la música. Un relato que comienza a escribirse en Alemania, concretamente en la ciudad de Lübeck, hace más de tres décadas. En esa época Luis funda Negri Cases, un taller especializado en la producción artesanal de estuches para violines. En apenas unos años, sus fundas –sinónimo de estética, calidad y funcionalidad–, son las más preciadas para albergar esas joyas musicales llamadas Stradivarius y Guarnerius, valoradas algunas de ellas en diez millones de euros.

Un lenguaje, el de la música, que al tiempo Luis Negri decide trasladar a los accesorios, y que cobra vida con su primera colección de bolsos. Diseños en donde combina sus influencias melómanas con un estilo contemporáneo, y donde plasma su visión más personal del lujo: artesanía, legado y una identidad propia, alejada de tendencias efímeras y modas fugaces. Unas piezas extraodinarias que trascienden en el tiempo y despiertan esas sensaciones lúdicas que suponen la compra de un bolso.

Símbolo de complicidad y de estatus, los bolsos de Luis Negri conforman un viaje al interior de cada persona. Un flechazo emocional que refleja la personalidad de quien lo lleva y la individulaidad de cada mujer. Creaciones en las que Luis Negri expresa su mirada fresca, un estilo reconocible. Un talento fresco, estimulante y sin artificios.

El Bolso

Diseño impecable y manufactura artesanal conforman las coordenadas de los bolsos Luis Negri. Sus modelos, cuya base es una estructura muy ligera de madera de chopo o álamo, centran la atención en los materiales y el color. Todo un ejercicio de reflexión artística.

En sus diseños utiliza las materias primas más exclusivas: pieles que abarcan desde vacunos de alta calidad hasta una amplia gama de reptiles cono alligator americano, lagarto varanis de África o yacaré de Sudamérica. Los interiores están trabajados en ante de cabra y en microfibra, mientras que los herrajes de bronce macizo, hechos a mano en la ciudad de Varese (Italia), están bañados en oro y paladio. Detalles milimétricos que dibujan un equilibrio entre belleza y pragmatismo.

Los colores se declinan en una amplia gama de posibilidades, de los básicos primarios a la explosión cromática de los tonos flúor hasta llegar a la sobriedad de granates, marinos y beis. Un universo, con una infinidad de posibilidades estéticas y pictoricas, que transforma a los bolsos de Luis Negri en obras de arte.

Costura, tapicería y marquetería, tres oficios de toda la vida, se integran en las creaciones de Luis Negri, donde la madera y las pieles más exquisitas dan forma al saber artesanal que el diseñador viene desarrollando desde hace más de 25 años, primero en sus estuches para violines y posteriormente en su línea de accesorios.

El modelo emblemático de la casa es el Bauletto, un diseño de líneas neoclásicas, con forma de cofre, disponible en dos tamaños, que ya es su pieza mítica.

los bolsos
la coleccion

LA COLECCIÓN

Con el Bauletto como génesis, la marca ha evolucionado con creaciones más exclusivas y piezas limitadas que reflejan todo el saber hacer de Luis Negri. Una puesta en escena más audaz en la que la rica ornamentación en forma de plumas, seda, encaje y pieles transmite un mensaje de calidad y sofisticación.

Ediciones especiales, realizadas totalmente a mano, entre las que se encuentran el modelo Aida, inspirado en la ópera de Verdi, Anima Bianca, Beatle, The Rollings y Molin Rouge, entre otras. La sonoridad de la música –barroca, renacentista, pop…–  y el trabajo paciente de los artesanos, que moldean la madera y las pieles, son el hilo conductor de los bolsos de Luis Negri.

La influencia estética de la música tiene su representación en en la amplia colección de bolsos de Luis Negri. Así, el modelo Aida recupera los fastuosa belleza del antiguo Egipto en un accesorio donde la piel de pitón se tiñe de osados rosas, verde esmeralda y azul noche. Por su parte, Molin Rouge se engalana con plumas en rojo, rosa palo, amarillo limón o negro, que recuerdan el acompasado movimiento de las bailarinas del famoso cabaret parisino. El modelo The Rollings explora las combinaciones de color con negro y rojo, azul y mostaza, o azul y gris, en un juego óptico con influencias de los años sesenta.

Todos los modelos de Luis Negri se pueden personallizar. Los clientes pueden elegir el color, la piel y el metal de los acabados –oro o plata–, de todos los modelos disponibles en el universo Luis Negri.

Costura, tapicería y marquetería, tres oficios de toda la vida, se integran en las creaciones de Luis Negri, donde la madera y las pieles más exquisitas dan forma al saber artesanal que el diseñador viene desarrollando desde hace más de 25 años, primero en sus estuches para violines y posteriormente en su línea de accesorios.

El modelo emblemático de la casa es el Bauletto, un diseño de líneas neoclásicas, con forma de cofre, disponible en dos tamaños, que ya es su pieza mítica.